lunes, 24 de enero de 2011

Estilismo terapia

Lo prometido es deuda. 

Cuando te haces un propósito hay que cumplirlo si no se convierte en un pequeño fracaso. Y en ello estoy.

Hace tiempo que me ronda por la cabeza la idea de escribir un blog sobre "estilismo terapia".
Todo empieza por la experiencia que he adquirido "compartiendo" probadores con las clientas. Soy dependiente en una tienda de ropa de señora en Valencia, y cuando trabajas cara al público no dejas de aprender, en serio, en ningún momento.
Normalmente se crea mucha confianza cuando estás probándole un vestido a alguién, y muchas clientas aprobechan para comentarte cuales son sus complejos, que partes de su cuerpo prefieren disimular o resaltar. A veces ni tan siquiera es algo que se haga conscientemente y como dependiente te das cuenta de las inseguridades que la clienta tiene.

Una de las conclusiones que primero he sacado es la cantidad de errores que se cometen cuando nos vestimos, y me refiero a vestirnos cuando lo hacemos para sacarnos el máximo partido. En general hacemos justo todo lo contrario a lo que se supone que hay que hacer para disimular o resaltar alguna parte del cuerpo.

En el probador no hay tiempo para explicar todos estos "truquitos", por eso he pensado que un blog, que este blog, puede convertirse en una buena plataforma para poner en claro mis ideas al respecto. No pretendo, ni mucho menos, imponer ninguna norma o regla que se deba seguir a ciegas, es más, me encantaría que participaseis aportando vuestras opiniones sobre los temas que se traten por aquí.

COMO HILO POR PUNTILLA (el título es un homenaje a mi pasado como modisto) renace con la intención de que sepáis que armas utilizar para resaltar vuestra belleza y sacarle el máximo partido a vuestro vestuario, en definitiva, a que os sintáis mejor y mucho más seguras. La seguridad en uno mismo es importante en todos los aspectos de nuestras vidas y no estoy hablando por hablar, veo esa falta de confianza prácticamente a diario en la tienda donde trabajo.

Creo que es necesario acercar el estilismo, o lo que entendemos por estilismo, a la vida diaria. Que no sirva solo para las alfombras rojas, que están muy bien para soñar, admirar o detestar a las estrellas del cine, la música, la moda, etc... pero para ir a trabajar, para ir a hacer la compra o para tomarse un café con una amiga no vas a vestirte como lo haría Penelope Cruz en una gala. Hay que ser más prácticos y, sobre todo, más realistas.

Ser práctico y realista, esa es la intención de este blog y del "estilismo terapeutico" que os propongo.

Muy pronto estaré de nuevo con vosotr@s (si es que me lee alguien, jejejeje!) con la primera entrada de esta nueva etapa que hoy empieza.
Besetes costureros
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...