martes, 22 de febrero de 2011

Con la cara lavá y recién peiná

Aquí estoy de nuevo y lo primero es pediros disculpas por haber tardado tanto en actualizar el blog.
La semana pasada una compi de mi trabajo se puso pachucha y estube cubriendo su horario, lo que me dejó sin tiempo (y sin ganas, jijiji!) de escribir y poner en marcha mis dedos sobre el teclado.
Hablando de dedos, que bien hilado por Dior!, ellos van a ser los "protas" en la entrada de hoy.

Recordáis cuando eramos pequeños y en el cole haciamos manualidades tipo "pintura de dedos"? Pues de eso se trata, se van a convertir en nuestras herramientas de trabajo. Y es que, a petición de mi amiga Rosa Lara (besetes), hoy os propongo un maquillaje sencillo y, sobretodo, fácil de hacer. Ella me comentaba que su gran problema es la falta de tiempo para poder dedicarle al proceso de "chapa y pintura". Pues vamos a simplificar: necesitaremos una sombra de ojos oscura (tono café) y una clara (tono beige o blanco roto), un lápiz de ojos (tono café), máscara de pestañas y vaselina neutra. Y vosotros diréis: Neneee! Qué pasa con el colorete, la base de maquillaje, los polvos compactos, la barra de labios, ...? Tranquilidad, calma, sosiego. Estamos haciéndolo fácil, poquito a poco. Centrémonos en los ojos, por ahora, que ya habrá tiempo para el resto de la cara.




Empezemos por el principio. Es imprescindible preparar el rostro con un jabón facial, al menos por la mañana, utilizar una crema hidratante y un contorno de ojos. No es preciso que acudáis a la alta cosmética, podéis empezar con marcas más asequibles, probadlas y observad que realmente os funcionan, que no os salen granitos, que no os producen molestias en los ojos, etc ... Hay que evitar, en la medida de lo posible, acabar con la cara de Carmen de Mairena.

Para aplicar el jabón podéis utilizar una esponjita, un cepillo facial (los hay de cerdas más duras y más suaves) o incluso con los dedos, siempre en movimientos circulares insistiendo en las zonas problemáticas de vuestro rostro. Normalmente suelen ser la zona de la frente, la nariz y la barbilla. Evitad la zona del contorno de ojos ya que la piel, en esta parte, es más delicada y la puedes irritar (EL CUELLO TAMBIEN FORMA PARTE DEL ROSTRO!!!). Enjuágate bien eliminando cualquier resto de espuma siempre con agua fría (tonifica). Sécate con una toalla dando pequeños toques para ir secando cada parte, nunca y digo NUNCA, restriegues la toalla por el rostro, insisto, ligeros toques.
Aplícate la hidratante (si fuese preciso utiliza una antiarrugas, aquí hay que ser sincer@ con un@ mism@), repartiéndola primero por la frente, los pómulos, la barbilla y el cuello. Los movimientos para extender el producto SIEMPRE serán ascendentes (así combatimos la gravedad), dirigiéndolos hacia el exterior del óvalo facial.

Para el contorno de ojos, los dedos deben ser utilizados como pequeños martillitos, se debe golpear suavemente desde el lagrimal hacia el exterior, así activaremos la microcirculación y repartiremos el producto correctamente.

Retomando aquello de que los dedos van a ser nuestras herramientas de trabajo, vamos a empezar a maquillar.
La zona "maquillable" del ojo está formada por varias partes: de arriba hacia abajo encontramos el hueso de la ceja, la línea del pliegue del párpado, la zona bajo el pliegue del párpado y la línea de las pestaña superiores e inferiores (hay más zonas, pero las dejamos para los profesionales). Recordad que tenemos dos tonos de sombra de ojos y un lápiz (colores: café y beige). El tono oscuro dará profundidad allí donde lo apliquemos (hunde-coloca en segundo plano) y el tono claro ilumina (resalta-coloca en primer plano).

Se trata de dar luz al hueso de la ceja (siempre por debajo de esta), y a la zona de debajo del pliegue del párpado. Con el dedo índice tomaremos un poco (UN POCO!!) de sombra de ojos beige y la aplicaremos, repartiéndola, por las dos zonas que os he nombrado antes.
Para dar profundidad, utilizamos la sombra café, en el pliegue del párpado, aplicándola con el dedo índice. Tomamos un poco (UN POCO!!!!!!!) y, antes de aplicarla directamente, descargamos el exceso de color en el dorso de la otra mano. El dedo-pincel hay que pasarlo por el pliegue del párpado, insistiendo más en la zona exterior del ojo y hacia las pestañas. Este paso es importante ya que sí cargamos de color la zona interna del ojo provocaremos un ligero efecto de vizquera. Una vez hayamos coloreado con las sombras, hay que intentar difuminar (de nuevo utilizando los dedos) ambos tonos donde estén juntos, para que no quede brusco ni endurezca el resultado final.

Ahora le toca el turno al lápiz, si puede ser del mismo tono que la sombra oscura, para dibujar una línea desde el lagrimal hacia la parte externa del ojo, intentando que quede lo más cerca posible de las pestañas y, si tienes buen pulso, procura que la parte exterior de la línea de lápiz quede más gruesa que la interior. Tras este paso aplica la máscara de pestañas, tanto en las superiores como en las inferiores, en dos capas: una primera capa, desde la raiz hacia las puntas, dejando que se seque un poco y aplica una segunda.

La vaselina neutra nos servirá para darle un toque jugoso a los labios, las hay con un poco de color, que estarán mas protegidos frente a las agresiones externas (siempre quise decir algo así).
Recuerda que nunca está de más que practiques los pasos para maquillarte los ojos. No tengas miedo a retirarte lo que hayas aplicado y volver a empezar de nuevo. Cada vez serás más diestra y tardarás menos llevando a cabo este proceso.

Realmente no es un maquillaje completo, ni mucho menos, pero al trabajar la zona de los ojos conseguirás un notable cambio en el aspecto de tu rostro sin invertir demasiado tiempo.
Cuando notes que podrías hacerte el maquillaje con los ojos cerrados, deja de hacerlo con los dedos y comienza a utilizar un pinzel para sombras de ojos (actualmente los puedes conseguir en los supermercados a precios muy asequibles).

Quiero que tengáis en cuenta que youtube es una fuente inagotable de tutoriales al respecto de este tema. Vale la pena que hagáis un poco de "submarinismo", tomadlo como quien consulta una enciclopedia, y os suscribáis a aquellos canales que resulten interesantes. Yo estoy suscrito al trabajo de varios profesionales del maquillaje que, espero, no se enfaden por mi atrevimiento en este campo.




Deseo que todo esto os resulte útil, como siempre.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...