jueves, 24 de febrero de 2011

Estilismo terapia: con un broche




 
Hola de nuevo!


Esta semana "dobledosis" de blog, jejejeje!!

Se acercan las comuniones y, en general, es complicado decidir que nos ponemos para acudir a este tipo de celebraciones. Sí nos vestimos mucho nos pasamos, sí vamos más informales nos quedamos cortos.

Diariamente llegan a la tienda donde trabajo clientas que son la madre de la criatura en cuestión, y andan bastante perdidas en lo que a que ponerse, por que estilo decantarse, vestir más sofisticada u optar por la comodidad. Personalmente pienso que se pueden aunar las dos opciones siguiendo unas pautas. Pautas, alrededor de la cuales, tratará la entrada de hoy.

Cómo podemos elegir un look sin complicarnos excesivamente? Partiendo de un accesorio que convertiremos en el eje, alrededor del cual "girará" todo nuestro conjunto. En este caso será un broche. Es el broche que podéis ver en la foto. Recordad que esto es sólo un ejemplo, que vuestra elección se puede centrar en unos pendientes, en un bolso de mano, en unos zapatos o en una pulsera.

En primer lugar debemos tener en cuenta que colores componen nuestro broche: azul, negro, fucsia y amarillo. En segundo lugar decidiremos que prendas formaran nuestro look: vestido básico de tirantes, recto y entallado (largo a la rodilla), bolero con manga francesa o tres cuartos, cartera de mano, pendientes y zapatos de salón.

El vestido será negro (gracias queridísima Coco Chanel). Negro para una comunión? Sí cari, negro para una comunión. Seamos realistas. Lo del protocolo dejémoslo para la aristocracia  Para el resto de la humanidad es mucho más simple.
Piensa que el vestido será negro, pero el resto de piezas-accesorios aportarán color y por lo tanto luz. La única indicación que considero imprescindible tener en cuenta es que, el vestido, debe llegar a la rodilla. Este será el largo ideal para un evento de tarde y, en la actualidad, también de noche.

El bolero, o torera donde prenderemos el broche, será de alguno de los colores que componen nuestra pieza central. En este caso, me decanto por el fucsia, que es uno de mis colores favoritos. Teniendo claro el color deberemos centrarnos en la textura, en otras palabras, elegir el material. Pensad que sí, por ejemplo, la tela del vestido es mate (no brilla), el bolero puede ser de un tejido satinado o brillante (raso, tafetán, jacquard, lentejuelas, ...). En el caso contrario, nuestro vestido es de un tejido brillante, el bolero deberá compensar el look siendo de algun material mate (lino, punto, seda rústica, ...).

Como siempre, seguiré insistiendo en que la base de la elegancia es el equilibrio, ir compensando elementos entre si.

El bolso, o cartera. Durante años era imprescindible combinarlo con los zapatos. Mismo color, incluso, mismo material. Olvídate. En esta ocasión, intentaremos combinarlo con el broche. Simplemente podemos optar por alguno de los colores que nos quedan: azul y amarillo (el negro será nuestra última opción por ser la más sencilla, hay que esforzarse un poco y aprender a disfrutar con el arte del buen vestir). No es preciso que todo el bolso sea de uno de los colores antes citados. puede ser un adorno del mismo, un bordado, unas aplicaciones de pedrería, ...

Los pendientes (no os quedéis sólo con los pendientes, yo los nombro para simplificar el ejemplo, puede ser un conjunto completo de gargantilla  a la que yo renunciaría debido a la importante presencia del broche, pendientes y pulsera o anillo). En el look en el que los vamos a incluir los elegiremos largos, el broche tiene un tamaño considerable y deberemos estilizar al máximo el cuello y el escote. En cuanto al color recordad que, en principio, debe combinar con el broche.

Los zapatos de salón elegidlos teniendo en cuenta lo diestras que seáis con los tacones. No queráis poneros a prueba con unos taconazos altísimos sí estáis acostumbradas a ir planitas. Es preferible ser unos centímetros más bajitas pero andar con SEGURIDAD y NATURALIDAD.
De qué color me pongo los zapatos? Depende, sí tienes en tu armario unos zapatos negros de vestir será perfecto. Sí quieres aumentar tu colección de calzado, intentando arrebatarle la "corona" a Imelda Marcos, adelante. La economía te lo agradecerá ;)

Esta es mi propuesta para asistir como invitada o "madre de la criatura" a una comunión. Espero que os sea de utilidad y os facilite el proceso de elegir vuestra ropa para este tipo de ocasiones. L@s que sigáis el blog sabréis que, normalmente, la intención es colaborar en la mejora de vuestra imagen aplicada a la vida diaria. Hoy, el tema ha sido excepcional por lo perdidas que suelo ver a las clientas que compran en la tienda donde trabajo.

Enviadme vuestras opiniones sin miedo: si todo esto os parece una mamarrachada, comentad y sí, por el contrario os parece una maravillosa fuente de información, comentad también, jejejejeje!!

Besetes
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...