viernes, 8 de julio de 2011

Cómo está el contramaestre...

Hola!!

    Qué tal todo? Ya estáis de vacaciones? Habéis empezado con las jornadas intensivas?
Espero que estéis bebiendo suficiente líquido y que os mováis en la calle buscando la sombrita, que hace mucho calor y aún nos espera más.  A ver si estoy yo aquí "dejándome la piel en el pellejo" para que os saquéis partido y vosotr@s estáis expuestas a los UVA sin pantalla solar!!! No seáis bestias! Protegeos la piel, que solo tenemos una y nos tiene que durar toda la vida! Que la piel no sobra, bueno, excepto a algunas, que van estirándose, estirándose y acaban teniendo los ojos en los laterales de la cara, como los mamíferos herbívoros .. Es el efecto "túnel de viento" que producen algunos "liftingses"

   Yo sigo en casa, de baja y haciendo reposo. Intentando no ganar peso y luchando con las terribles ganas de fumar que tengo a cada rato. He de reconocer que algún cigarrito ha caído pero no pienso volver a fumar, prefiero hacerme mechas de papel de plata y presentarme al programa de CUATRO "Mójate" (totalmente recomendable, pero no te lo creas), enseñándole mis pechos a Marbelis.

   En esta situación dispongo de mucho tiempo para mis cosas, mi cosmos, mi burbuja, ... Lo que me da muchas horas para darle vueltas al blog y decidir si soy un poquito borde o directamente me hago un "Aida Nizar" y me pongo en plan super chungo, en plan desgraciado, en plan "crueles sin fronteras". Hoy es un día de esos en los que quiero ser chungo (pero chungo, chungo, cómo si hubiese nacido debajo de las mesas de "Sálvame"), examinando dos looks que siempre me han puesto, un poco, de los nervios: el look "marinero" (vivo en un crucero, porque soy rica y Norma Duval me trae vasos de agua) y el look "amazona" (la Infanta Elena y yo, uña y carne o yo le recomendé peluquero a Cayetana de Alba)

    No es que no me gusten en si mismos, no, bueno si... Se trata, más bien de cómo los utiliza la gente, que motivos mueven a algunas mujeres (y a algunos hombres "con aficiones") a utilizarlos cuando no son una solución práctica si lo que quieres es ir mona. Y es que con estos looks es cómo con la sombra de ojos: un sutil toque de color da vida a la mirada, rasga el ojo, lo abre; un brochazo excesivo (al más puro estilo "puñetazo") te convierte en un mapache psicodélico. En definitiva, cuando se toma un look preestablecido como referencia de estilo hay que ser cuidadosa. Siempre será más interesante hacer algún guiño que acabar escuchando de tus vecinas: Dónde tienes aparcado el yate? (imagínate la situación siendo de Utiel y pensando que "maroma" es una vecina tuya que tiene muy mala fama y un gusto terrible para elegir los "chándalses"...) QUÉ DICE SIEMPRE ESTE BLOG? No os disfracéis de lo que no sois (la entrada de hoy no la deben leer las hijas de Jacques Cousteau, están exentas... y la mujer del "capitán Pescanova")

    Empezemos por el look marinero. No lo visualizáis? Uuuuuuh!! Yo si. Top ceñidito a rayas horizontales blancas y azul marino y manga francesa, unas anclas entrelazadas bordadas en hilo dorado o, en su defecto, un timón también bordado en hilo dorado; encima del top, una rebeca azul marino echadita por los hombros sin llegar a meter los brazos en las mangas; pantalones lisos en blanco, azul marino o rojo con cinturón a juego de estos que tienen una evilla bien hermosa; zapatos, generalmente, de medio tacón (un "cura pies" de toda la vida), jugando con los colores anteriormente citados; bolso acharolado en rojo, con todos los detalles metálicos en dorado, si, en esto hay que ser generosa, cuanto más dorado encima, más fácil resultará convencer a los demás de que tienes yate y tripulación (digo yo que será por eso o por no volarse si nos sorprende una ráfaga fuerte de viento...); pendientes, collares (porque tienen que ser varios) de perlas y cadenas doradas, pulseras, anillos...

   A que ya lo veis más claramente? Yo lo veo puro Marbella o puro Rastrillo benéfico de Valencia, pero en 2011 no, mi amor, es TOTALLY años 90.
   Es antiguo, es un recurso fácil, manido, gastado y que tiene un gran defecto: solo es aplicable, creo yo, a partir de los 70 años. Es un look de señora mayor, de presentar "Cine de barrio" sentada en el sofá, tomándote unas pastas con un café con leche y una pastilla para regularte los niveles de azúcar y entrevistando a Marujita Díaz. Me viene el olor a naftalina a la nariz, a naftalina, a laca y a su poquita de anís...

   Lo peor de todo es que este look se utiliza con muy pocas variaciones pasen los años que pasen, normalmente no se le saca partido a todas las posibilidades que nos ofrece. Las "usuarias" del mundo marinero se suelen quedar en la superficie. Es más, en muchas ocasiones llegan a estropear el resultado con un peinado de esos cardados-cardados-cardados y con un mechón de diferente color en la parte del flequillo y con unas gafas de sol enormes, de montura redondeada y con los cristales graduados y en color morado en degradé.

   La criatura va tomando forma y es muy divertida, eso no lo niego, si quieres ganar el primer premio en alguna fiesta de disfraces, pero no es en absoluto elegante, ni tan siquiera es apropiado cómo fondo de armario. Lo más gracioso de todo es que las "usuarias" creen que están vistiendo un conjunto que funciona a la perfección cómo icono de la moda y que es atemporal. Que les servirá durante años para ir a merendar con sus amigas (las que van quedando vivas...) Insisto en decir que no funciona cómo look ya que tiene limitada la franja de edad que lo puede utilizar y es que te pone décadas encima cómo kilos te ponen los bocadillos de san jácobos rebozados acompañados de patatas fritas. No digo más...

Por otro lado si que resulta interesante la "caricatura" del look marinero, me explico. Exagerándolo, tenemos, servido en bandeja, un estilismo fantástico para una sesión de fotos pin up o para un videoclip de Leticia Sabater, por nombrar a alguna artistaza...

   

Personalmente, prefiero utilizar todas las piezas que conforman la imagen del look marinero y desgranarlas para sacarles todo el partido posible mezclando el top de rayas blancas y azules con unos minishorts vaqueros, o con un vaquero largo más ceñido a la pierna,... Los pantalones que nombraba antes combinarían a la perfección con una camisa de corte masculino ... Si que tengo claro que me olvidaría del charol, no puede ser más hortera y poco "fondo de armario". Es una textura que llama demasiado la atención cómo para poder sacarle partido a cualquier prenda fabricada con este material.

   Recordad que siempre intento daros las claves para que le podáis sacar el máximo partido a vuestras prendas de vestir, sobre todo, aprendiendo a combinarlas componiendo conjuntos que podáis utilizar dependiendo de la ocasión.

TO BE CONTINUED
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...