viernes, 9 de septiembre de 2011

Take your time

Hola, hola, hola!!!!

   Qué tal estáis? Cómo estáis afrontando septiembre? Septiembre, es el "lunes" de los meses del año. Te devuelve a la realidad con la misma brusquedad que cuando nos miramos al espejo un domingo de resaca...

   Yo he comenzado este mes recibiendo el alta médica (BIEEEEEEEEN!!!!!!), aunque sigo haciendo rehabilitación por mi cuenta en la piscina y con ejercicios que he ido aprendiendo durante estos meses gracias a mi fisioterapeuta. Me han asegurado que en un año estaré perfecto, osea, que me he de armar de paciencia y la constancia se va a convertir en una gran aliada (cómo una buena mascarilla desintoxicante). Ahora le toca a mi abogado encargarse de los "detalles" que quedan por resolver y, sinceramente, espero que todo esto acabe pronto y por encima de todo MUY FAVORABLEMENTE POUR MOI.

   He llegado un poco al límite de mis fuerzas con todo esto (atropello, vendajes y escayolamientos varios, muletas, silla de ruedas, DOLOR-QUE-TE-CAGAS en la rehab, ...) y ahora me apetece sentir calma, serenidad y tranquilidad. Tres sensaciones difíciles de obtener en estos momentos tan movidítos a tantos niveles y no me refiero a "moviditos" cómo las mandíbulas de Cristina Aguilera, no (solo hay que verla para darse cuenta de que debe estar todo el día masticando y deborando sandwiches de panceta con mantequilla...)
   Por eso es tan importante dedicarse momentos a uno mismo, aunque sea obligándonos de vez en cuando, a echar el freno de mano y bajarnos de la "montaña rusa" en la que solemos ir montados la mayoría de nosotros, respirar profundamente y relajarnos, en definitiva dejarnos invadir por la tranquilidad. No sólo resultará positivo contra el estres, también nos ayudará a lucir más bell@s. Me encanta utilizar la palabra "lucir".

   Cómo no váis a ser capaces de prepararos un gran zumo (para las que sois chicas sanas, yo prefiero un copazo de gintonic...), y disfrutarlo durante un rato sin pensar en nada? Mira, una que últimamente no piensa en nada es la estilista de Terelu, OH, MY GOD!!!!! Sólo hay que ver a la "hijísima" para saber que algo no está marchando bien en Telecinco... Da la sensación que quiere terminar de chorizo enbasado al vacio en el expositor de los embutidos de alguna gran superficie.
 
   Lo del zumo puede ser un primer paso para crear la costumbre de regalarnos esos momentos de relax casero, pero existen mil rituales más (también podéis leer un libro, ojear una revista que tiene fotos y colorines, escuchar musica; cualquier tipo vale, si tu eres feliz escuchando el "Letirap" adelante).
   Está el típico de las rodajas de pepino en los ojos que calma la piel, la suaviza, la refresca y la hidrata.
   También es maravillosa la mascarilla a base se aguacate, fabulosa para prevenir el envejecimiento. La de yogurt y miel resulta perfecta para nutrir la piel. Y cómo estas, muchas más que puedes encontrar haciendo un poco de submarinismo en cualquier buscador de internet. Recuerda que, normalmente, el tiempo de aplicación de las mascarillas suele ser de unos 20 minutos (si notas picores o molestias antes de que se cumpla ese tiempo, retírate la mascarilla con agua fría, no queremos acabar con la cara llena de socabones haciendo de extra en la segunda temporada de "THE WALKING DEAD", o que parezca que nos exfoliamos con una lijadora orbital...)

  Para el cabello y aunque resulte "exótico" (cómo el futuro sexual de la Duquesa de Alba), no hay nada mejor que una mayonesa casera con su huevo, su aceite de oliva y su chorrito de limón. Aplícatela como las mascarillas norrmales y tras su aplicación lávate el cabello. Recuerda que las mascarillas no deben aplicarse cerca del cuero cabelludo, sólo en el cabello. Es más, el aceite de oliva por si sólo actúa cómo un magnífico reparador del cabello, aportándole nutrición y vigorosidad (cómo una buen plato de cocido...). Cuando te apliques una mascarilla en el pelo envuélvetelo en una toalla humedecida con agua tíbia, ayudaras a que los principios activos (a que parezco un profesional de la bioquímica?) penetren mucho mejor (Nacho Vidal no necesita la toalla...)


   Lo más importante de todo esto es destacar la importancia de MIMARNOS-QUERERNOS-ENTENDERNOS-ACEPTARNOS de vez en cuando. Regalarnos tiempo me parece una de las mejores maneras de hacernos "terapia" de manera casera, home-made.

   Cuando nos cuidamos, lucimos más bell@s y, aunque sea algo un poco superficial, si nos sentimos más bell@s, automáticamente nos sentimos más segur@s y nuestro comportamiento y actitud hacía la vida es diferente. Intenta salir a la calle con el bigote y el entrecejo de Frida Khalo (hay que estar atentos a esta artista ya que, probablemente, se convierta en una fuente inagotable de tendencias para las próximas temporadas), seguro que no te sentiras cómoda y desearas volver a tu casa mediante la teletransportación inmediata (QUE LA INVENTE YA, sobre todo para volver a casa la madrugada del sábado al domingo, cuando ya no puedes más de haber estado bailando el último "jit parei" de J.Lo...)

Besetes y nos vemos en la próxima entrada en la que haré la autopsia a las tendencias que vienen para el otoño-invierno 2011-12.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...