sábado, 29 de octubre de 2011

Patas de elefante o cómo se me ponen los tobillos cuando me hincho a salazones

Hola!! Hola!!

   Qué tal todo? Espero que muy bien o por lo menos mucho mejor, que con los tiempos que corren ya es una maravilla si las cosas mejoran aunque sea una poquita. Yo, desde mi humilde portátil, siempre escribo en el blog con la intención de que la risa os haga segregar una dosis interesante de endorfinas, sin necesidad de que os jaléis una tonelada de chocolate.

   Mmmmmmmm!!! Chocolateeeee!!!!! No, no y no! Abandona este cuerpo, adicción maldita a ese fruto que nos transporta a otros placenteros mundos al mismo tiempo que nos transporta, también, a otras tallas...

   Es dificil resistirse. Hay días en los que te comerías a todos los dinosaurios que participaban en aquella famosa película de Spielberg. Yo mismo, a veces, tengo que luchar con la pulsión de sentarme delante de la nevera y vaciarla hasta que no quede ni el limón encargado de absorber los "aromas" que se acumulan en el frigorífico...

   Alguien me podría explicar por qué los alimentos que más engordan son los que más nos reconfortan? Por qué no nos reconforta hacer sentadillas? O abdominales? O sudar? (sin estar en el catre, you know what I mean...)

   En otro orden de cosas (me encanta utilizar esta jerga cómo de haber estudiado en colegio privado), debo comunicaros "de que" sigo estudiando. Sí, no he tirado la toalla, es más, la he recogido del suelo y me la he puesto sobre los hombros para que viaje conmigo hasta obtener el título de "lisensiado". "Lisensiado" Ahuir, wow!! Suena tan bien! Aunque sería más maravilloso aún si te asegurase un puesto de trabajo, ... Siempre puedo acabar de vaciando ceniceros en algún bingo (Ups! Ahora ya no se fuma en los bingos. Mercadona, ábreme tus puertas!!!!!!!!!)

   Bueno, vamos a centrarnos, que nos estamos desparramando y no queremos acabar cómo los michelines de una de las hijísimas de España, presentadora de televisión, que dentro de poco tendrá que vestirse con prendas de ropa con un alto porcentaje de lycra en su composición porque no le cabe ná... Este blog es de estilismo y parece que sea de "NO ENCUENTRO MI EJE, 2011".
   ¿Recordáis que en la pasada entrada empecé a "diseccionar" las tendencias que se nos vienen encima? (y ahora más que nunca, que el frío nos ha caído en lo alto totalmente "enderrepente"), pues voy a continuar. Total, está lloviendo a cantaros y no puedo salir a la calle, que ayer tarde visité la pelu y me cardaron mucho y muy alto... Pues hoy voy a continuar con tres prendas más que son imprescindibles si eres aficionada a vestirte a la moda.

   En primer lugar, PANTALONES DE PATA DE ELEFANTE (entendéis el título ahora?), o pantalones 70´s. Para que os hagáis una idea, son esos pantalones en los que los camales son anchos o muy anchos desde la cadera hasta la orilla. Vienen en tejidos de texturas invernales (no podía ser de otra forma!, yo también tengo unas cosas...), tejidos que dan la sensación de pertenecer a una sastrería de esas de toda la vida, cómo mis lorzas, que son de toda la vida... Al tener unos camales tan anchos son pantalones con mucho movimiento, al andar con ellos es todo un espectaculo y no necesitas modelar cómo Naomi "lanza objetos" Campbell.
Puedes lucirlos acompañados de una blusa camisera, de una camisa algo masculina, con cazadora de piel (no natural, por favor), detalles en pelo (sintético, por favor)...



   He de reconocer que es una de esas prendas que me encanta y por mucho motivos: disimulan muchos de los detallitos que queremos disimular cuando nos vestimos, estilizan o cómo dirian algunas ESTERILIZAN (se ve que hay prendas que te hacen un raspado de matriz sin que te enteres...), visten y en el mejor sentido de la palabra (tienes que ser super kinki para que no te veas elegante con ellos. Si no lo estas, pasa total y ponte un chandal bien orgullosa), ... Y, por encima de todo lo demás, son FONDO DE ARMARIO, puede que en algún momento dejes de usarlos, pero es una de esas prendas que siempre vuelven (cómo Jordi Dan en verano...). Si quieres tenerlos para varias (muchas) temporadas, invierte en nun par de pantalones buenos (creo que no es preciso que explique que significa esto, basicamente: no te limites a las tiendas en las que los dependientes no miran, sospechan...)



   Falda tubo. FABULOSAAAAAAAAAAA!!!!! DEBERÍA SER OBLIGATORIO, cómo el cinturón de seguridad! Este último salva vidas. La falda tubo salva caderas y muslos. Apostemos de una prostituta vez por las curvas: LAS MUJERES SON MUJERES NO MUCHACHITOS!! Las mujeres tienen caderas, muslos, rizadores de pestañas y acabarán dominando el mundo (tiempo al tiempo).

   No tengáis miedo a lucir una falda tubo, son aptas para muchas tallas diferentes. Recordad algo MUY importante: si al utilizar la falda tubo "aflora" algún detallito (complejo), PARA QUÉ hemos hablado tantas veces de la ropa interior que ayuda a mejorar la silueta????? Recordad que este blog es un manual (aunque parezca que lo escribo rodeado de botellas vacias de ginebra...), al que podéis volver siempre que necesitáis realizar alguna consulta (no me preguntéis sobre informática, llego justo a encender el portátil) Terciopelo, príncipe de gales, piel (sintética, por favor), raso, denim, ... AMAD A LA FALDA DE TUBO!!! AMAOS A VOSOTRAS MISMAS!!!! Pero cuidado, amarse a uno mismo produce ceguera y salen granitos...


   Un fabuloso golpe de efecto es la suma de falda tubo más zapatos de tacón alto (y unas buenas medias). De nuevo tenemos otra prenda que consigue alargar las piernas, estilizar los muslos y aportar personalidad. Wow!! Cada vez me gusta más!!!! Totalmente a favor de la falda tubo y de las curvas.


   Para acabar, por ahora, hablaré del BLANCO TOTAL. Sí, esta temporada, el blanco, viene cómo color de otoño-invierno.  Con esta tendencia estoy entre Pinto y Valdemoro, me gusta-encanta-enamora el total look en blanco pero puede acabar siendo más peligroso que Mourinho "pincha ojos" con uñas de porcelana.
   Vosotras diréis: No estaré muy pálida para vestirme de blanco en invierno? 
Yo contestaré: Honey, ser pálida se lleva. Sólo las tronistas de "MUJERES, HOMBRES, EXTENSIONES Y VICEVERSA", siguen pensado que estar tostada es cool, que parecer una carbonilla es tendencia (eso y que ambiente se escribe con "h"...) NO MI AMOR, QUE VA! QUITATELO DE LA CABEZA!! La palidez ya no es algo negativo, ahora tiene su punto.


  
   Eso sí: cuidado con el color blanco!

Es peligroso porque, ópticamente, ensancha y achata, por eso hay que ser cuidadosa a la hora de elegir las prendas. Si queréis prendas vaporosas, no importará tanto la cantidad de tejido. Pero si elegís un tejido con más cuerpo, optad por prendas más entalladas (no estoy hablando de vestirse "al vacio". No estamos buscando el efecto, TERRIBLE, de quitarse la ropa y verte en la piel todas las costuras marcadas, cómo si te hubiese acariciado Freddy Krueger).

Y ya está bien por hoy, que me canso de pensar, no olvidéis never que nací brunette pero siempre fuí Blondie.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...