domingo, 4 de marzo de 2012

Elegante, por detrás y por delante.

Hola, hola!!
Aquí me tenéis, entregado, esforzándome para que por cada párrafo de leáis aquí tengáis una grata descarga de buenas energías (vamos, que os meéis en las bragas de la risa…).

En la entrada de hoy, y como se puede deducir por el título voy a tocar un tema que siempre me ha interesado profundamente: LA ELEGANCIA.

En general por elegancia se entiende algo así como SER ALTA, DELGADA, CON EL PELO LISO, LOS HOMBROS PRONUNCIADOS Y LAS CADERAS ESTRECHAS… Por esa regla de tres Bertín Osborne sería el colmo de la elegancia.

Personalmente, para mi, la elegancia es una cuestión de coherencia.

Y tú dirás: EIN?!

Y yo paso a explicarte. Las blondies de corazón no os preocupéis que yo hablo “fácil”, a mi me entiende hasta Ana Botella…

Coherencia. Ser coherente, y no me refiero a teñirse de rubio platinado con 10 añitos por ser MISS BAILARINA JUNIOR DE PENSILVANIA… por un momento imagínate como tendrá, la susodicha miss, el pelo de quemado cuando alcance la treintena.

¿Qué sensación te provocaría acudir a clase de cardiobox y que de repente “Morralla” Carey o Cristina “Aguilerda” entrasen a clase con su chandal (de marca, por que ellas ganan bien y no les duele sudar la sobaquera en tejidos güenos), pero con sandalias de tacón y plataforma?
Yo, lo primero que haría sería robarles la llave de la taquilla y abrirles el bolso, probarme todo el maquillaje en el dorso de la mano, en el caso del bolso de Cristina me comería su almuerzo de bocadillo de panceta con Nutella, en el caso de Morralla memorizar el telefono del tipo que la tunea (el cirujano que le hace las lipos). Luego les diría: LO TENGO TO DE TI!!! SOY FANS (translation: AI GAT OL OF LLU!! AIM LLOUR FANS!!!).
Nos haríamos fotos juntos y yo las subiría al facebook para darle envidia a mi amigo David Aceitón, que es muy fans así en general.
Luego me emocionaría como las fans de Justin “minibollera” Bieber, daría saltitos alrededor de ellas, miraría hacia arriba aguantándome las lágrimas y diría muchas veces: OH MY GOOD!!! OH MY GOOD!!!...
Bueno, a lo que voy, que me lío y me lío y acabaré vistiéndome con twin set y eso en mi barrio es una paliza segura. En mi barrio somos muy “prochupa de cuero con flecos”.

Si Morralla y Cristina acudiesen a clase de cardiobox mal calzadas no estarían siendo COHERENTES. Por lo tanto no habría lugar para la elegancia.
Otro ejemplo: Ana Obregón (he de reconocer que la adoro y que me encantaría visitar con ella en plan “Chopin”, las tiendas en las que se compra los modelazos: Blanco, “Brejca”, … pero del barrio de Salamanca).
En este caso, la incoherencia se manifiesta (más intensamente que los estudiantes en Valencia), en su obsesión por vestir sin tener en cuenta su edad. Ana, mi vida, mi amor, mi corazón: AUNQUE ESTES DELGADA Y TENGAS UNOS TOBILLOS FINOS Y ESTILIZADOS, QUE TE LLEGAN HASTA LAS INGLES, NO TIENES NINGUNA OBLIGACIÓN DE VESTIRTE COMO LOURDES MARÍA (hijísima de Madonna)!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Ana, abandona las mini y las super mini, ve planteándote adoptar con amor, como adopta Angelina a una huérfana con moquitos bajo la nariz, la falda lápiz, las faldas rectas o con cierto evasé,…
No ser coherente, al vestir, con la edad que tienes borra, de una patada en los genitales, cualquier trazo de elegancia.

SI ESTAS MÁS CERCA DE LA OSTEOPOROSIS QUE DE SER DEL GRUPO DE ANIMADORAS DE TU INSTI, ABRE LOS OJOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

¿Vais pillándole el punto a lo de la elegancia?

Ser elegante no es vestir de negro, ser elegante no es ir a los desfiles con gafas de sol (eso es de mamarracha), ser elegante no es llevar el móvil en la mano (las manos sudan y los móviles se estropean), …

Ser elegante es ser coherente vistiendo y actuando acorde y en consonancia y armonía con el contexto en el que te encuentres en cada momento.
Una mujer elegante puede serlo igualmente disfrutando de una fabulosa ópera, dándolo todo “on the dance floor” escuchando lo último de J.Lo, atracándose a helado de chocolate un domingo de bajona, sujetándole el pelo a una amiga mientras vomita tras un botellón demasiado intenso (tengo yo una amiga, muy amiga mía, que mientras te lo sujeta y tu estás en plenas arcadas con sabor a “güisqui” con redbull, empieza a hacerte trencitas y acabas pareciendo Bo Derek en TEN).

Hay que saber estar en todos los ambientes.
Ser capaz de comportarse y de vestir como requiera cada ocasión.
¿Trabajas en LeRoy Merlín? Seguro que tras aparcar tu camión en el parking de trabajadoras no te pondrías una bata de cola para asesorar sobre tornillos y pelacables.
¿Trabajas en Kiko makeup? Probablemente no te pondrías un traje de fallera, POR QUÉ? POR QUE ERES UNA CHICA COHERENTE.

Todos los que sabemos que no puedes saludar a tu vecina de un puñetazo en la boca del estómago somos elegantes.
Todos aquellos que sabemos que en clase hay que comportarse bien y no enseñar las tetas a no ser que si las enseñas consigues un aprobado (así me saqué yo el carnet de conducir), somos elegantes…
Todos los que sabemos que en las despedidas de soltera hay que ponerse una polla de felpa en la frente somos elegantes...
Todos los que sabemos que ante los recortes de derechos fundamentales hay que manifestarse, SOMO ELEGANTÍSIMOS Y CIVILIZADOS. 

Como conclusión y para finalizar este “chou” que me gusta haceros para que paséis un rato agradable: LA ELEGANCIA NO ES CUESTIÓN DE ALTURA, DE KILOS, DE AÑOS, DE DINERO, … LA ELEGANCIA ES UNA PURA Y SIMPLE CUESTIÓN DE COHERENCIA.

Os adoro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...