viernes, 15 de junio de 2012

Hablando en clase

Hola de nuevooooooooooo!!!!!!! 
Que horror! Qué de tiempo he dejado pasar sin actualizar este mi blog.
No se si lo sabéis pero ya he acabado el curso, ya he acabado Bellas Artes, ya soy un "LISENSIADO", me falta saber las notas pero ya he cerrado un capítulo de mi vida que me pesaba como cuatro toneladas.

Ha sido un curso intenso, que empezé con muchos miedos (más miedos que el peluquero de Carmen de Mairena), aún recuerdo las primeras semanas de clase, en las que la valeriana era un apellido mio más. Los primeros días que comí allí solito fueron duros. El edificio ya no es el mismo que yo recordaba, todo me resultaba nuevo y abrumador, mi promoción ya no estaba (Guada, Olga, Mar, Marisa, Arantxa,... como os he echado de menos). Asumí que me tocaría vivir esta etapa de mi vida en soledad (no debéis olvidar que tengo más facilidad para el drama que la protagonista de un culebrón coproducido entre México y Venezuela),...
foto cortesía de Alicia del Río
Pero, un buen día, apareció en mi vida Mariana. Pocas veces he tenido la sensación de conocer a alguién, al que te acaban de presentar, desde hace años. La segunda semana de conocernos ya paseábamos del brazo por la facultad. La sensación de soledad desapareció por completo y lo mejor de todo es lo que me he llegado a reir con ella (es una mujer muy inteligente y el sentido del humor es el escote de la inteligencia, lo primero que se ve, como cuando meriendas con Pamela Anderson y Alaska en una calurosa tarde de agosto). Solo puedo que darle las gracias una y otra vez por ayudarme tanto, por ofrecerme su casa para acabar trabajos de clase, por ofrecerme su rizador de pestañas, su gloss, sus chicles,... lástima que yo calzo un 45 y ella un número chiquitito porque, además de tener un sentido del humor único, tiene un gusto exquisito para los zapatos. 

He aprendido mucho de ella, pero también del resto de mis compañeros. Estar en contacto con gente tan joven y con tanto talento es enriquecedor: Manuel, Verónica, Julie, Dani (Huelva), Dani (Tenerife), Asensio, Javi, Elena, Alicia, Ruth, Maria, Ana, Jesus, David, Hui, Desiré, Helena, Gonzalo, Diana, Andrea, Isa, Laura, Paula, Pablo, Ricardo, Arantxa, Paloma, Juan, Pepa,... y muchos otros que espero que no se ofendan si no los nombro (son muchos nombres y no quiero que acabe pareciendo la lista de niños buenos que manejan los Reyes Magos). Es maravilloso que a pesar del mierdero en el que estamos metidos por tener inútiles en los organismos oficiales, el talento sigue brotando, latiendo y fluyendo con fuerza. OS ADMIRO Y RESPETO MUUUUUCHO, Y ESPERO QUE TENGÁIS UN FUTURO LLENO DE ÉXITO Y SATISFACCIONES.

También voy a hacer algo que no se hace nunca, darles las gracias a los profes (de mi facultad, que pertenece a la universidad PÚBLICA): GRACIAS A AMPARO CARBONELL, A RUBEN TORTOSA, A CONCHA ROS, A JUAN CANALES, A JUAN PEIRÓ, A AMPARO GALBIS, A EMILIO MARTINEZ, A BÁRBARO MIYARES,  A MARTINA BOTELLA Y A MARIBEL DOMENECH. Gracias a todos por vuestra dedicación, por vuestra paciencia, por vuestra atención, por la energía que nos habéis dedicado a todos y cada uno de nosotros, por guiarme y ayudarme a encontrar un camino que había perdido tras dejar de lado el mundo de la moda. GRACIAS.

A lo mejor esperabáis otro tono en esta entrada, pero considero que era preciso, que necesitaba hacer esta reflexión, escribir lo que he pensado durante todos estos meses.
Volver a la facultad es lo mejor que he hecho en años.

Un beso y nos vemos pronto por aquí despellejando a alguien, que estimulos no me faltan, sin ir mas lejos acabo de ver en facebook una foto de Pe en la que parecía que se había puesto el vestido de gala tras la clase de aerobic, parecia sudada,...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...