lunes, 22 de abril de 2013

El síndrome de la faja.

Hola amigas!!

Bienvenidas de nuevo a mi blog. Ese "lugar" en el que deposito mis pensamientos y espero, siempre, que el complicado mundo del estilismo y la moda os queden más claros, menos enigmáticos.

He asumido, gustoso, la misión de destripar los secretos y misterios de todo ese mundo que nos deslumbra con maquillaje, laca y buena iluminación, y que está repleto de pinzas que ciñen la ropa por detrás, anticelulíticos y cortinillas de pelo postizo. Y es que no hay nada más auténtico que todo, absolutamente todo, lo que vemos en la tele-cine-prensa-youtube-facebook... está más retocado que la portada de la revista AR.

Para empezar la semana, que no es cosa fácil, he decidido escribir sobre las fajas. un elemento que parecía desterrado totalmente de nuestros cajones de la ropa interior y "enderrepente", han vuelto y con más fuerza que las tachuelitas metálicas o los mostachos (dentro de poco hasta el papel higiénico tendrá tachuelas y limpiarse el "merequetengue" se convertirá en una operación de alto riesgo).

Todo vuelve. En la moda no hay nada nuevo y eso es algo que debemos asumir. Por eso es tan importante conservar aquellas prendas de ropa que vamos adquiriendo con los años ya que siempre aparecerá una tendencia que nos permitirá volverla a utilizar. 

Quién nos iba a decir que las personas humanas femeninas (biológicas y mentales) se pondrían hombreras sin ser los años 80?

Las fajas son un universo extenso y repleto de posibilidades, como el pasillo de la cosmética del "Mercawoman", pero se pueden resumir en 4 grandes grupos: 

- Tipo camiseta, que son las que incluyen sujetador y se asemejan a una camiseta de tirantes. Lo ideal es que los tirantes sean regulables para poder adaptarlos a la medida de cada usuaria.


- Tipo body (cuerpo en inglés), digamos que abarcan desde debajo del pecho hasta las caderas o hasta las rodillas, esa magnífica zona donde se acumula todo lo que comes en sitios como el "Burrikin" o "Maklodan"...



- Tipo leggings o pantalones, que viene a ser desde la cintura hasta mitad muslo, hasta la rodilla o hasta el tobillo. Normalmente estas no solo reducen el contorno de los jamones, también suelen hacer magia en la zona del anteriormente nombrado "merequetengue".


- Tipo "completo", la archiconocida FAJA ENTERIZA. Poco más o menos alcanza desde "las gemelas" hasta los tobillos. Esto si que es una señora faja, si te descuidas te cambia hasta la expresión de los ojos.



DÓNDE SE METERÁ TODO LO QUE APRIETA UNA FAJA?

Una cosa debéis tener clara a la hora de vestir una faja y es con que tipo de prenda-vestido-traje-disfraz-uniforme... la utilizaréis. A no ser que os marquéis un Madonna y la luzcáis por fuera, en plan BLOND AMBITION TOUR.


Por cierto, las hay para hombre.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...