martes, 17 de septiembre de 2013

Más cuadros que en el Thyssen "Bornemichan"

Hola! Hola!


Aquí llega de nuevo el azote de las blogueras-modas chen, de los estilistas que se hacen fotos con los pies "padentro" y gafas de sol más grandes que una nalga de J.Lo. El azote de esas que por ser medio monas ya se creen que pueden ser icono de la moda comparándose con las grandes referencias del estilo (Sofia, Marilyn, Claudia, Naomi, Linda, ..., Isabel Tocino).
Y he vuelto para establecer las bases de lo que serán las tendencias para el otoño-invierno 2013-14, "asín" sin modestia ninguna, yo hablo y siento cátedra como algunas que salen al extranjero y hablan un inglés que ni Pepa Pig es capaz de entender...




... y es que la cerdita habla maravillosamente bien el inglés. Tal vez debió ser ella la que promocionase la capi como sede olímpica. 

La primera tendencia que voy a repasar es la que le da el título a esta maravillosa entrada con la que hoy os deleitaré, los cuadros escoceses.



También denominado tartán. 
Yo os invito a reflexionar por un momento. Las cuatro imágenes que tenemos aquí arriba, con diferentes estampados y colores, son looks de pasarela. No hay necesidad de recordar que pasarela es sinónimo de espectáculo y que luego, por la calle no hace falta ir hecha una mamarracha, copiando al pie de la letra todo lo que sale en las revistas que resumen las tendencias internacionales. 
NO MI AMOR QUE VA! QUÍTATELO DE LA CABEZA!!






Personalmente, con esta tendencia, recomiendo lo siguiente:
- Huir de los looks completos en cuadro escoces. Recuerda que no es un estampado demasiado favorecedor ni que estilice la silueta, más bien todo lo contrario.
- Abrigos de cuadros jamás en la vida!!! Antes muerta que parecer uno de los muebles que decoran la residencia de verano de la Reina de Inglaterra.
- Si quieres un look más informal, camisa de cuadros más pantalones vaqueros con los camales remangados (tipo boyfriend) y zapatos planos.
- Si quieres un look más sofisticado, pantalones de cuadros más blusa camisera lisa y zapatazo de salón.




informal


sofisticada

Continuamos para bingo!

Nenas, el grunge ha vuelto!!! De nuevo no toca ir sin duchar, con el pelo sucio y ropas que huelan a "gastadonolavado".
¿Qué necesidad había de resucitar esta tendencia? ¿No son ya las "cantantas" lo suficientemente mamarrachas? ¿Ahora más aún?!



como podéis observar con el nuevo grunge se utiliza también la tendencia del cuadro escocés sumada al oversize (que es cuando te pones ropa de gorda sin serlo tu realmente)




y de nuevo con nosotros, la representante del infierno en la tierra: "Maili Saurus". Si huele a mal gusto, ella se lo pone.


en resumen: hay que parecer inadaptada, pajillera, algo sucia y aficionada a robarle la ropa a tu hermano mayor, aficionado (a su vez) a grupos de rock que venden más camisetas que discos y a las "finas hiervas".



Para desdramatizar una poquita tras el disgusto tremendo que supone la vuelta del grunge, vamos con una de mis tendencias superfavos este otoño-invierno: ESMERALDA.


















Menos mal que las pasarelas internacionales, incluida La Semana de la Moda de Las Pajanosas, de vez en cuando nos deleitan con una exquisitez. Simplemente soy fans en plural de este maravilloso color. 
¿Cómo lucirlo esta temporada? Os doy permiso para que lo utilicéis en la prenda o accesorio que os salga de las bolitas de queratina de vuestras extensiones de pelo natural. Es un color tan bonito que, prácticamente, no hay que leer las instrucciones de uso, pero "porsiaca" os dejo el link que le dediqué a los colores de esta temporada y como y cuando utilizarlos. 


Ahora que estamos con cosas bonitas, otra de las tendencias que más tilín me hace es el comeback (la vuelta, pa las que no saben inglés), de la silueta lady. 

¿Cómo la identifico si a mi lo que me se da bien es decolorarme el pelo, llevar escote y hablar y masticar chicle a la vez mientras un maromo me contagia una venérea en mitad de la pista de baile?

Mira, bonita, la silueta lady (eso que tu no serás jamás!), es aquella que ciñe la cintura y luego se abre en línea recta consiguiendo bajos de faldas y vestidos con muchísimo vuelo y un maravilloso movimiento al andar, bailar o corriendo delante de los maderos.










Esta silueta no tiene pegas, es como tener una relación extramatrimonial, te despeja, te aporta un brillo especial y te hace parecer más mona, más viva, más relajada. No dudes en utilizarla si se te presenta un evento del tipo: Presentación de las nuevas botellas de zumo en el supermercado de tu barrio. Quedarás como una reina y tus vecinas te odiarán, al menos, un par de meses seguidos.


Aunque me dan mal rollo, me toca escribir de dos tendencias que no me simpatizan: el mínimal y los vestidos lenceros. Las pongo juntas porque están directamente relacionadas en fundamentos técnicos que nos aportan gran cantidad de ... LAS PONGO JUNTAS PORQUE ME DA LA GANA!!!!














Habrá muchas personas humanas aficionadas a estos estilos concretos. Yo no soy una de esas personas humanas. Para mi es todo demasiado "SOY NEOYORQUINA, DESPIADADA Y TENGO UNA GALERÍA DE ARTE CARÍSIMA DEL COÑO". A mi me va más un fucsia, un leopardo bueno, un dorado, ... Aunque he de reconocer que este año tendrán su público y que habrá un montón de aburridas que disfrutarán como Ana Botella en la fábrica de Juan Valdés.

Si habéis pensado adquirir alguna prenda mínimal, mis recomendaciones a seguir son:
- Comprad un abrigo liso, de un solo color (grises, arenas y marrones), de aspecto oversize (de gorda sin serlo).
- Combinarlo con camisetas o camisas entalladas, por aquello de compensar, pantalones vaqueros de moderna y mucha actitud. Rematando todo con esta maravilla:

Y esta otra:






Los vestidos lenceros son para las escapadas de fin de semana a casa de vuestros novios/as, esas noches en las que te meten de todo menos miedo.
Normalmente los vestidos del tipo lencero se pegan a la piel tanto que se notan hasta los granos. Cuidado con ir vestidas como si fueseis pintadas! No al envasado al vacío!! Conclusión: tendencia indicada exclusivamente para PALOS. (sin pecho ni caderas, sin formas, en plan muchachito)


Y esto es todo por hoy, aunque aún me faltará una segunda entrada sobre las tendencias para esta temporada pero con aquellas prendas, accesorios y complementos que deberían formar parte del equipamiento que os llevaseis a una isla desierta. ¿Quién necesita una bengala o un mechero cuando puede lucir unos pendientes de racimo de perlas y esmeraldas?




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...